Con mala letra

Otra bitácora más en un universo de unos y ceros

Categorías

Entradas anteriores

<Febrero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28        

Todas las entradas

Más bitácoras

RDF

Powered by BLOGALIA

copyleft - Luis Javier Tarrío

El número más grande

[Historia publicada originalmente el 17 de agosto de 2003]

A menudo los niños discuten entre si. Es obvio, son niños y no están de acuerdo, por lo tanto discuten. Lo extraño sería que tratasen el tema como adultos, aunque bueno... normalmente "tratar el tema como adultos" significa discutir usando insultos que los niños no saben ni lo que significan. Pero dejemos estas artimañas definitorias de lado y volvamos a la discusión.

Muchos pueden ser los motivos de la riña, no me pondré aquí a explicar los diferentes motivos que pueden hacer que dos niños se peleen, no hay suficiente espacio. Iré directamente al tipo de discusiones que me van a servir de introducción: las cuantitativas.

Son esas discusiones en las que un niño empieza diciendo que tiene dos euros mientras se los enseña a su compañero. El otro, para no ser menos, le comenta (de pasada, por supuesto) que en casa tiene cinco euros guardados. Ya se imaginan el resto, ¿no?


¡Pues yo tengo diez!
¡Y yo cien!
¡Yo mil!
¡Yo un millón!
¡Yo mil millones!
¡Pues yo un millón de millones!
¡Infinito!
¡Infinito más uno!
...



Y esto es así con una fiabilidad del infinito más infinito por ciento.

Normalmente los infantes van aumentando la cifra real antes de recurrir al infinito conforme van aprendiendo los nombres de los números. Conocen el billón y el trillón, enseguida reconocen al cuatrillón y no les cuesta mucho imaginarse el "cinquillón". ¿Pero hasta qué número pueden llegar? Es decir... ¿cuál es el número más alto con nombre propio?

Esto se preguntaba un matemático (cuyo nombre desconozco), así que decició que la mejor forma de descubrirlo era inventándoselo él. Escogió el número diez elevado a cien, es decir, 10^100. Para ponerle un nombre a tremendo número (un uno seguido de cien ceros) le preguntó a su hijo, y desde aquella a ese número se lo conoce como googol. Ahora que, según se comenta, google es también una calculadora, prueben a buscar googol en él, oh sorpresa ;). Por cierto, el nombre del buscador viene del nombre del número (porque en teoría se pronuncia igual, aunque yo no lo hago).

Pero ese no es el número con nombre más grande en la actualidad. A otro matemático se le ocurrió elevar diez a googol, y a ese número tan estrambótico le llamó googolplex. Parece ser que un ordenador tardaría varios millones de años en escribir un googolplex.

Ahora imagínense que están en la calle y escuchan una voz aguda que dice "¡pues yo un googolplex de euros!", ese niño sería el amo del universo.

2003-10-04 19:06 | 0 Comentarios | Esta historia

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ljtarrio.blogalia.com//trackbacks/11678

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.55.151 (f776e6db8e)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?